X

¿Qué hace que los problemas de la propia voz sean tan difíciles de resolver?

Incluso con adaptaciones abiertas, los usuarios suelen estar insatisfechos con el sonido de su propia voz. En tales casos, el problema se debe probablemente a la salida del audífono. Esta es la razón por la cual los audífonos convencionales no pueden distinguir la voz del usuario de todos los demás sonidos. Como resultado, la propia voz del usuario se amplifica de la misma manera que el sonido externo y se percibe como demasiado alta o produce distracción. Y por exactamente la misma causa, cuando el profesional de la audición reduce la ganancia aplicada a la propia voz del usuario, otros sonidos del entorno también se ven afectados.

Los fabricantes de audífonos han tratado de tener en cuenta la propia voz del usuario. Los audífonos modernos pueden identificar el habla basándose en sus características temporales y espectrales y procesarla de manera diferente a otros sonidos, pero no pueden identificar al hablante de voces externas. Las soluciones existentes son ineficaces porque los sonidos externos y la propia voz se tratan por igual, lo que da lugar a que uno u otro se vea comprometido.

¿Y si hubiera un medio para que los audífonos reconocieran la voz de su dueño?

Conozca más sobre la última innovación de Signia en EUHA 2017.